¡Bravent estuvo presente en el Digital Enterprise Show 2016!


31 mayo, 2016

Bravent tuvo la suerte de acudir al DES 2016, el mayor evento mundial sobre Transformación Digital que se celebró en IFEMA (Madrid) durante los días 24, 25 y 26 de Mayo.

El Digital Enterprise Show reunió a los principales responsables empresariales, así como a líderes políticos, empresas tecnológicas y consultoras de negocio tan importantes como Microsoft, Oracle, Fujitsu, Deloitte Digital, Linkedin, IBM o Salesforce.

 
Digital Enterprise Show 2016

¿Qué es la Transformación Digital?

Sin duda, la tecnología está cambiando nuestras vidas. Pero no solo las nuestras, también las de las empresas, que, ahora, tienen que adaptar sus estrategias y modelos de negocio para poder sobrevivir al nuevo reto tecnológico actual.

Sin embargo, la velocidad con la que la tecnología ha democratizado la vida doméstica, no se ha reflejado en el mundo de los negocios. Así, comprobamos que las compañías más tecnológicas, cuya estrategia se ha adaptado a esta nueva era, van ganando cada vez más cuota de mercado frente a las empresas que aún utilizan los modelos tradicionales.

¿Qué aprendimos en el DES?

Tuvimos la ocasión y la suerte, de estar presentes en multitud de ponencias, que nos enriquecieron y nos hicieron pensar detenidamente acerca de cómo las empresas están adaptándose y haciendo frente a esta transformación digital.

Sin duda, aunque todas las ponencias fueron muy enriquecedoras, hubo una que nos llamó poderosamente la atención y de la que pudimos obtener importantes conclusiones que hoy queremos compartir con vosotros.

Dicha ponencia, dirigida por Juan Merodio, profesor de las mejores Escuelas de Negocio en España y mentor en programas de emprendedores como StartupsMansion en Nueva York y 10 Enterpreneurs en Miami y San Francisco, nos hizo trazar con perspectiva las principales claves que debe tener en cuenta una empresa para llevar a cabo su transformación digital:

“Las posibilidades de crecimiento y supervivencia de una empresa dependen de sus capacidades financieras y de marketing”
Juan Merodio

Página web

Desde luego, si una empresa hoy en día no dispone de página web está perdida. pero, según nos dice Juan Merodio, no solo consiste en tener página web, también debe estar alineada y ser coherente con la estrategia y los objetivos de negocio. Debe mostrar cómo es nuestra marca, qué quiere transmitir, qué la diferencia y cuáles son sus principales valores.

La web es el escaparate de la marca y debe ser capaz de atraer a los clientes al negocio.

Contenido y contexto

El primer paso es tener un sitio web, pero si no generamos contenidos ni tenemos en cuenta el contexto (para quién generamos esos contenidos), no conseguiremos captar la atención ni generar interés en el usuario.

Debemos tener claro quién es nuestro público o cliente para personalizar el contenido del mensaje y poder generar un mayor engagement. Y una de las mejores maneras de generarlo es utilizando las múltiples herramientas que Internet nos pone al alcance: como webinars, vídeos, white papers, blogs, email marketing, etc.

Digital Media

En primer lugar, debemos distinguir los medios digitales de los medios sociales (Social Media), de los que hablaremos más tarde.

Los medios digitales como el SEO, las campañas de SEM, los anuncios, los webchats, Facebook Ads, Twitter Ads, etc. son el principal canal para desplegar toda nuestra estrategia de negocio a través de Internet, con el objetivo de generar unamayor visibilidad de nuestra marca y una mayor captación de leads.

Social Media

¿Quién no tiene hoy en día al menos una red social activa? ¿Quién no comparte contenido, fotografías o informaciones de gran valor en los medios sociales?

Las redes sociales se han convertido en la principal herramienta, no solo de comunicación, si no de generación de datos para las empresas.

Con estos datos que obtenemos de las redes sociales, podemos conocer los hábitos de compra de los usuarios, las marcas que siguen, su edad, sexo, estado civil, lo que les gusta, lo que no y lo que demandan.

Son una explosiva combinación de marketing y ventas. Gracias a ellas, podemos atender las 24 horas las peticiones, consultas y quejas de los clientes de una manera rápida y efectiva, monitorizar nuestra reputación corporativa, compartir contenidos personalizados a cada usuario y conocer muy bien a nuestro cliente.

Las redes sociales son el principal canal entre el usuario y la marca. Y, como dice Juan Merodio: ” Sin usuario, no hay marca”.

Reputación

Lo primero que debemos hacer es distinguir entre reputación e identidad:

La identidad es el conjunto de los rasgos característicos de una persona, cosa o marca que permite diferenciarla de los demás.

La reputación es la opinión, idea o concepto que la gente tiene sobre una persona, cosa o marca.

Las compañías necesitan trabajar con ambos conceptos: Identidad + Reputación.

¨La reputación puede destruir una empresa, y ahora mucho más con Internet y las redes sociales¨.

Tanto Internet como las redes sociales se han convertido en las principales armas de destrucción masiva para las marcas. A través de ellas, los usuarios realizan quejas, reclamaciones y sonrojan muchos veces a los community manager de las compañías, los cuales, tienen que estar en constante alerta ante cualquier crisis de reputación que se pueda producir.

Un ejemplo claro es el de Volkswagen

Big Data

Entendemos el Big Data como el almacenamiento de grandes cantidades de datos y el procedimiento utilizado para encontrar patrones de esos datos.

¨Los datos son dinero. Los consumidores son tus datos¨

Debemos analizar todos los datos que podamos para poder acercarnos más a los usuarios y sus demandas. Para conocer, como hemos dicho antes, sus patrones de comportamiento, hábitos de consumo, gustos e intereses.

Los datos nos indican el camino a seguir y nos ayudan a evitar que la empresa pueda incurrir en algún tipo de crisis. En definitiva, nos ayudan a anticiparnos y a conocer mucho mejor tanto a nuestra marca, como a nuestros clientes y usuarios.

Marketing de influencia

Los “influencers” son aquellas personas que cuentan con una gran credibilidad y que, por su presencia o influencia, pueden llegar a convertirse en grandes prescriptores para las marcas.

Existen muchos tipos de “influencers“: celebrities, bloggers, tuiteros, youtubers e incluso los amigos que tenemos en las redes sociales.

Los amigos generan credibilidad y los famosos y celebrities, alcance. Por eso es importante que las compañías sepan identificar a todos estos “influencers” y convertirlos en prescriptores de la marca, ya que generan credibilidad a los usuarios y atraen a grandes comunidades de seguidores.

Debes funcionar como un cerebro y convertir a los usuarios en neuronas“.

Mobile Marketing

Disponer de un sitio web, como hemos dicho antes, es vital para la compañía. Pero si este sitio web no está adaptado a las versiones móviles, estaremos perdiendo infinidad de visitas.

El móvil se ha convertido en el tercer brazo de los usuarios. Lo llevan consigo a todas partes, consultan en él los sitios web, los blogs, compran a través de él e incluso buscan negocios y locales cercanos a través de geolocalización.

Por eso, es vital que adaptemos el sitio web al dispositivo móvil, que incluyamos reseñas para que los usuarios nos puedan localizar físicamente y que construyamos una estrategia única y coherente en la que incluyamos como uno de los dispositivos principales de navegación y consulta, el móvil.

El móvil es como la maleta del viajero: Va contigo a todas partes“.

Business Leadership

¿Quién soy que qué quiero?

Este es el primer paso para liderar. Y en cada área de la compañía debe haber un experto que guíe y lidere a los demás, para que toda la estrategia sea coherente y unificada.

Geomarketing 2.0

Tal y como decíamos antes, el dispositivo móvil se está convirtiendo en la principal herramienta de navegación. Cada vez más usuarios lo utilizan no solo para consultar marcas y sitios web, si no también para comprar, leer artículos y noticias y encontrar lugares cercanos.

Por eso no debemos obviar la geolocalización e incluir siempre nuestra ubicación física en el sitio web, ya que ¨los mapas son necesarios para llegar al destino final”.

¿Cuál es nuestra conclusión? 

Tras esta gran ponencia, solo se nos viene a la cabeza una palabra: “Disrupción”.

O evolucionamos y nos adaptamos a esta nueva era tecnológica o acabaremos desapareciendo.

Las empresas deben adaptar toda su estrategia (desde el principio hasta el final) a esta nueva demanda, a estos nuevos hábitos y a estos cambios de comportamiento de los consumidores.

Algo que parece obvio, pero que todavía está siendo difícil de asumir por muchas compañías.

¡Ya sabéis! ¡A disruptir!

ojo_07 ¿ Te gusta lo que lees? Suscríbete a nuestras newsletters